El Club De La Pelea Gay: Abren Gimnasio de Boxeo exclusivo para hombres gay

Ya es toda una novedad para la comunidad gay de la costa oeste de Estados Unidos. Se trata del Velvet Global Gentleman’s Boxing, (el Club de Boxeo Guantes de Terciopelo para Caballeros) el primero de su tipo, al menos en una ciudad tan al corriente y con tantas alternativas como Nueva York.

Foto 1

Foto Cortesía del “Velvet Global Gentleman’s Boxing”.

Las sesiones de entrenamiento duran una hora y cuarenta cinco minutos y hacen parte de la propuesta del club como club de boxeo y club social. El cartel del club reza: “No one has ever been hit in the face” (ninguno sufrirá un golpe en la cara) como máxima de la técnica que imparte el instructor de fitness Francisco Liuzzi. El club fue abierto el pasado mes de febrero con intensas y variadas rutinas de entrenamiento todos los días de la semana, que van desde el trabajo localizado y dirigido de pecho, espalda, brazos y piernas pasando por el entrenamiento básico y complejo de boxeo hasta trabajo con cuerda, bicicleta y aeróbicos. Cada clase cuesta solamente 30 dólares.

tumblr_n47ph1Qe531six5o1o1_400 tumblr_n36j6yQRip1six5o1o1_500 tumblr_inline_n0u1twiNG51s2m7xu

Lo mejor viene después. Los dueños del Club son conscientes que el esquema de entrenamiento que proponen y en general, de boxeo, es exhaustivo así que después de cada clase, los miembros del club pueden acceder al spa, a las populares (en Estados Unidos) barras de proteína del chef Andrew Engle o, en su defecto, tomar un whisky de una sola malta. El gimnasio ha tenido muy buena publicidad y asistencia desde su apertura con grupos seleccionados que entrenan todos los días, y hashtags de promoción en redes sociales como #prettystrong o frases como “moreteado pero no apaleado”. Cualquier hombre gay puede acceder sin necesidad de tener experiencia previa en el deporte o algún tipo de entrenamiento previo.

foto 2 foto 3 foto 4

Por otro lado, Vance Garrett, productor y dueño del Club, aseguró que el boxeo y el fútbol está lleno de hostilidades, prejuicios y tabúes con respecto a la homosexualidad. Por eso quiso crear un espacio donde la comunidad gay pudiera reunirse sin sentirse amenazada o sufrir ningún tipo de acoso por su orientación sexual, bajo los pilares y valores de la caballerosidad, el respeto mutuo y apoyo a la diversidad, y de paso, aprender a defenderse en caso de algún ataque homofóbico. No habrá tanta sangre o será tan excitante como “El Club de la Pelea”, la película protagonizada por Brad Pitt, pero uno de sus objetivos es brindar herramientas al cliente para entrenar íntegramente su cuerpo, poder defenderse en caso de algún ataque, y quizás, como bromean algunos de sus miembros, “si tienen suerte, encontrar marido”.

Acá les dejo algunas de las fotos durante el entrenamiento del Club, cortesía del “Velvet Global Gentleman’s Boxing”.

– Koch

foto 5 foto 6 foto 7 foto 8

Autor: crestrepo

Compartir esta publicación en
  • Prefiero que me tengan miedo, y no tenerles miedo yo.

  • Johny

    buuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!!!!

  • Hrist BlackHeart

    pero pilas, gym de combate exclusivamente… no gym normal.
    bueno locas o no locas, para eso existe la selección natural tanto en amistades, compañeros o novio.

  • SuperBestiario

    Bueno, esto es genial, así en el ring podrán pelear y en el vestuario follar. Completo.

  • manuel

    con razon siempre estas clavado en los videojuegos

  • ¿Primer comentario y a joder? ¡Bravo! Vas a encajar muy bien aquí junto a los otros amargados de siempre. Bienvenido.

    Buena tarde 🙂

  • Luxocell

    No veo el porque quienes están en el gimnasio contigo han de saber porque eres gay (o no). Al gimnasio no se va exactamente a hablar de la vida o de con quien te acuestas (o no).

  • Verás, mi relación con mi pareja es de “nos vale madres”, si andamos en la calle y queremos darnos un beso, tomarnos de la mano, o abrazarnos, lo hacemos y eso no va a cambiar si entramos a un gimnasio juntos.

  • Luxocell

    No es una cuestion de si “puedes o no”. En un gimnasio de cualquier índole si se puede, pero por una cosa de contexto y de practicidad, se me hace muy difícil (Además de ilógico) actuar de manera cariñosa mientras están haciendo lifting o cualquier otra rutina de ejercicios en la que se necesite una concentración importante

    La justificación del porque abrir este gimnasio me parece muy pobre y apelando mucho a la sentimentalidad de la situación. Más me parece una estrategia para generar ingresos de una minoría en específico

  • Si realmente se pudiera, no habría necesidad de crear estos espacios… Además, un lugar no se abre sólo porque si, sino porque existe una demanda.
    Ningún gimnasio es gratuito, y todos los dueños ganan dinero sea de quien sea, pero si hay personas que prefieren estar en un ambiente 100% homosexual, están en todo su derecho de abrir un espacio así.
    Por mucho que a ti te parezca una estrategia, está brindando un espacio en donde existe una demanda y nadie que oferte.