Cómo hacer un excelente oral: Consejos para que seas todo un experto

Al hacerlo bien tendrás a ese hombre babeando siempre por ti.

Mamadas, sexo oral, felación, llámalo como quieras, pero para nosotros los hombres homosexuales, una buena práctica por parte de nuestra pareja puede significar el abrebocas de las cosas por venir, o también, el plato fuerte de la comida.

No todos los hombres saben practicar un excelente sexo oral, automáticamente se piensa que por el solo hecho de ser gay se tiene instalado en la cabeza una guía de cómo se debe hacer esta actividad, pero esto es algo completamente erróneo.

Por eso, presta atención a los siguientes consejos:

Ten presente lo que se quiere

Hay que tener en cuenta si únicamente es sexo oral lo que habrá en el momento o este será la “entrada” que dará paso al “plato fuerte”. Por eso, si es el caso de la primera opción que planteamos entonces hazlo con ganas, demuestra ansiedad, déjale saber que es lo único que te interesa. En caso que sea lo segundo, entonces enfócate en hacerlo de forma suave dejando que al final él quiera más, para dar paso al sexo anal.

No es solo chupar

En esta actividad entra en juego otras cosas. No se trata de solo chupar, ten presente que no es una chupeta. Esto es algo que comunica, algo donde se expresa el placer que siente el uno por el otro, las ganas de tenerlo en la boca y sacar todo lo que se pueda de allí. Se trata de decirle que lo estás disfrutando y que esperas que él lo esté disfrutando.

Sin dientes

Por favor, no involucres tu dentadura en esta acción. No hay nada más amargo que estar dando placer a tu pareja y que él deba frenar el momento porque hubo un roce no tan agradable generado por los dientes.

Una sugerencia es cubrir con tus labios los dientes. Otra opción es deslizar la lengua sobre los dientes, para que sirva como una pared suave y cálida.

No solo es la cabeza

Por favor, no te límites al área del glande. Debes ir más allá, llegando hasta el pie y regresar las veces que creas lo necesario.

Juega con tus manos

En el momento en que tu boca se canse pasa al plan B. Tus manos pueden reemplazar a tu boca por algunos minutos. Eso sí, se espera que tus manos estén suaves. Además, si tomas un poco de saliva entre tus dedos y la palma de la mano esto hará que se sienta mejor.

Usa la lengua

Ella es toda una maestra. En el sexo oral no solo la acción de chupar es la principal, aquí se vale usar la lengua, la cavidad de la garganta, el contacto visual, las manos y los labios.

En cuanto a la lengua unas lamidas o unos movimientos fuertes con este músculo hará que tu hombre enloquezca de pasión.

Usa los ojos

Sí, tus ojos, no para el oral, sino para el contacto visual. Dependiendo de tu posición, si puedes mirar hacia sus ojos y hacer contacto visual con él mientras su miembro está en tu boca, eso hará que él se sienta bien.

Mantenlo mojado

Mantener su miembro húmedo beneficiará tanto a ti como a él. El mantenerlo mojado da una sensación de calidez, además, servirá como lubricación para el segundo tiempo.

La velocidad

Ten en cuenta que mantener un cambio en la velocidad hará que él viva altas y bajas intensidades. Haciendo que él quiera más por siempre.

No te olvides de “las que cuelgan”

Heyyyy!!! Ellas también hacen parte de la diversión. De vez en cuando alterna. Eso sí, antes de pasar a ellas ten presente si a él le gusta. Hay hombres amantes al juego que se puede hacer en los testículos, mientras otros son demasiado sensibles.

Para finalizar queremos saber si tienes más consejos acerca de este tema. Por eso si deseas anexar algún tip, te invitamos a escribirnos.

Créditos: Men Magazine Gay

 

Autor: Marlon Manhunt

Compartir esta publicación en
  • A mi me encanta pero dicen que les muerdo la poya del ansia jajaj